BLOG

Lee las entradas que hemos ido compartiendo, para estar informado de todo.

La temperatura de confort depende de varios parámetros ambientales, como la temperatura del aire, la humedad relativa, la velocidad del aire o la temperatura radiante, factores de entorno interior y exterior, condicionantes culturales y sociales, la época del año, la ropa, las expectativas personales, el tipo de trabajo que realizamos. De hecho, el confort térmico y la percepción de la temperatura varía sustancialmente de una persona a otra, a causa de todos estos factores.

Debido a procesos metabólicos internos generadores de calor, el cuerpo precisa disipar continuamente hacia el exterior, parte de su temperatura, para mantenerse estable a nivel interno, por lo que, el cuerpo debe mantener de forma regular una temperatura media interior de unos 37 ºC. Aunque las personas tenemos una gran capacidad de adaptación.

CONFORT-TÉRMICO-TISE

Por todo ello, la temperatura en el interior de nuestros edificios tendría que estar entre 18-23 ºC en invierno y entre 24-27 ºC en verano.

Es muy importante que tengamos en cuenta la humedad ambiental, para sentirnos en pleno confort, ésta debería ser del 50% pudiendo variar entre el 40-60%.

¿Con que temperatura os sentis más confortables? Espero que tengáis una buena semana.